TwitterFacebookYoutubeRSS

Silvia Goltzman i Alejandro Viladrich – Huellas del Sur

180721-GOLTZMAN VILADRICH

"La cultura es un medio para la comprensión colectiva, no una espiral para escapar del mundo"

Creemos pertenecer a un colectivo de creadores y pensadores latinoamericanos, que intentamos construir identidad a partir de asumir nuestro mestizaje, afianzándonos en lo que tenemos en común, realizando así obra que transporte historia, desocultándola.

En Sudamérica, hablar de la "Escuela del Sur", referencia un estilo, un concepto, una filosofía y la multiplicación exponencial a través de generaciones. De ahí viene nuestra formación plástica, la cual incluye el aporte de las vanguardias universales.

La denominación surge de Joaquín Torres García, el maestro uruguayo-catalán y de su ciclópea tarea pedagógica y plástica en las orillas del río color de león que parece mar: el Río de la Plata.

Torres, inicialmente formado en la cultura mediterránea y partícipe activo en las vanguardias europeas, intenta con sensibilidad intuitiva y racionalidad de maestro, priorizar a la América negada en la construcción de identidad continental, al regresar a su ciudad natal, Montevideo.

Así entonces, la figura de Torres tiene en este escrito solo un carácter simbólico. Su aporte, representa junto a todos aquellos creadores-hacedores que tuvieron y tienen la voluntad del "ser-paisano", del "ser-Mapu" (tierra, en lengua Mapuche), que late en nuestras entrañas por sangre o por cielo. Las eternas culturas agrarias, rescatan un sentido de trascendencia, siendo conexión con el origen para "el ser y el estar" viviendo.

Las obras son estructuras en frontalidad, relación de partes, donde lo háptico (lo táctil) se acopla con lo visual, el tono (color dentro de una escala de valores) tiene peso y crea climas; las líneas, puntos y planos, eterno lenguaje universal, estructuran desde lo gestual o geométrico.

Lo "colectivo", asumido como indispensable, acarreando tradición.

La "huella", esa pulsión particular del creador, producto de la "mano que hace", está presente. Eterna pulsión vital de afirmación romántica que da lugar a lo incierto. La emoción directa, presencia de la intuición, en las estructuras y derivados compositivos.

El "territorio", geografía humana de quien camina y es con los otros, sin dejar de ser paisaje, generando, quizás, un orden vital que pueda ligar a los seres humanos desde la época que nos toca vivir...

Tríada como intención siempre presente al hacer obra para compartir.

Atahualpa Yupanqui
Poeta y músico argentino

Fotografies de la inauguració:

Goltzman-Viladrich-4

Goltzman-Viladrich-1

Goltzman-Viladrich-2

Goltzman-Viladrich-3

 

 

0
0
0
s2sdefault